Final del juego

En la vida el azar campa a sus anchas. Un día dejas caer una gota de café sobre el mantel y desencadenas un cataclismo de dimensiones incalculables (recuerdo el pasaje sobre el ridículo de El vuelo mágico, de Eliade). Otro día sucede lo mismo, pero como nadie te mira, lo limpias con el puño de la […]